Blogia
Expatriada en Rumanía

Reporte Findesemanero.

Este fin de semana ha sido el fin de semana de las anécdotas. Me han pasado un montón de cosas, pero estoy contenta de haberlo vivido todo, y considero que ha sido perfecto y mágico. Si contara todo lo que he hecho, sería el post más largo de la historia... así que pasamos directamente a los agradecimientos, que son mucho mas interesantes sobre todo si estás tú en ellos...

- Gracias al Cereal por venir a buscarme al aeropuerto en su coche de leche. Todos los cereales tienen un coche que es como una taza llena de leche. Es algo que todo el mundo sabe. Cereal también me hospedó en su casa, y me dió la mejor manta (suave, gorda y peluda), la mejor toalla (unica toalla de mi vida que me da dos vueltas alrededor de mi... desarrollado busto), que me escribió una nota de amor sin amor, que paseó conmigo por Madrid y me dejó invitarle a desayunar para que me sienta mejor por ocupar su casa... En fin, ¡cuantos abrazos te daré cuando sea el momento y el lugar!

- Gracias a K porque hizo que una comida en soledad se convirtiera en una tarde de esas en que las horas se te pasan rapidísimo. Por decirme que no aparento mas de 25 (los que tengo), y que mi piel es suave y delicada (todo un caballero). Por hacerme una sesión de coaching y desvelarme el gran truco de llevar un buen reloj. Pero sobre todo: por espachurrarme las mejillas en cada beso que me dio para despedirme: das besos de abuelo, K. De los que molan.

- Gracias a Juan por abrirme la puerta, y a Raúl por estar dormido y decir al despertarse y verme esa frase que pasará a la historia: Miri?? Joder, estoy soñando. Todavía me siento en casa cuando voy a mi ex-casa, y creo que para mi casa aún soy yo. Qué recuerdos al subir en el ascensor.

- Gracias a todas las personas que han hecho mi viaje posible y más agradable: la camarera del tailandés, que no llamó a la policía cuando intenté pagarle menos. El taxista kamikaze, que me llevó de paseo hasta Alcobendas cuando yo quería ir a Montecarmelo, pero se portó al cobrarme. A la azafata del vuelo de vuelta, que derrochaba simpatía...

- Gracias a Ana, porque me ha hecho sentir como si fueramos amigas desde hace mucho más tiempo del real, y nos hemos reido mucho juntas con nuestro método de aprender calceta... El viaje ha sido super agradable contigo!

Y ahora, vuelta a la dura realidad laboral, al frio y a las calles sin asfalto. Pero también he echado de menos Rumanía, en este viaje!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Selenia -

UAAAAUUUUU
paseillo por los madriles!!!!!
El otro día, en el tren, vi a una chica bien joven haciendo punto. Me encantó... hacía que no veía hacer punto!!! y menos en público!!
Un besazo y a Rumanía, que nos tienes que seguir contando.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres