Blogia
Expatriada en Rumanía

Bussiness Trip: Constanza

Esta semana he pasado tres días en Constanza (en rumano Constanţa, con esa t que parece una zz de pizza). Constanza es una ciudad que se encuentra a orillas del mar Negro, y que además de ser un centro turístico en verano, tiene el puerto más grande y 300.000 habitantes. También tiene una increíble iluminación Navideña en estas fechas, doy fe .
Desde Bucarest no se puede llegar con avión (o al menos yo no he encontrado la forma, ni Tarom ni ninguna otra llegan, a pesar de que Constanza si que tiene aeropuerto), así que yo fui con el tren, que tarda CINCO HORAS en cubrir los doscientos y algo kilometros que la separan de Bucarest, debido al mal estado de la red ferroviaria en este pais. Afortunadamente, a mi llegada me esperaba el Hotel Ibis , que está bien de precio y ofrece una calidad estándar, además de un desayuno buffet libre que siempre es lo mejor de todos los hoteles. Si alguien tiene pensado ir, que pida la habitación 206, que tiene unas vistas increibles al mar.
Yo en la ventana de mi habitacion.

Aunque iba por motivos laborales (mi compañía se plantea abrir otra oficina alli), me dio tiempo a hacer un poco de turismo, aprovechando ratos muertos entre reunión y reunión y las noches. Visité los astilleros (esto por motivos profesionales) y son inmeeeensos, y estan llenos de gente y de barcos a medio hacer. Muy interesante, aunque la gente no cante "In the navy" (son bastante brutos, la verdad).
Yo en el mar Negro
También fuí a ver el mar, por supuesto, por fin el Mar Negro, que ni es negro ni tiene nada especial. Hacía un frío de mil demonios en la playa, una brisa marina que cortaba como un cuchillo. Casino
Me dí un paseo por el paseo marítimo (valga la redundancia) y ví el famoso Casino de Constanza, todo un simbolo de la ciudad que ahora creo que es un restaurante. La verdad es que fue genial imaginarse a las clases altas y nobles de Rumania paseando por delante del Casino... Al lado del casino hay un acuario, que la verdad sea dicha, no tenia muy buena pinta.
Mezquita
Una de las cosas que más me gustó fue una mezquita que a pesar de tener un interior muy sencillo (casi diría que austero), tenía una ¿torre? que ofrecía unas vistas increíbles... por tan solo dos lei. Está en una calle que sube del casino a la Piata Ovidiu. Creo que es algo imprescindible si visitas esta ciudad... aunque advierto que no es apto para cardíacos, más que nada porque hay que subir como un millón de escaleras de caracol.
Para terminar, recomendaros un restaurante que también hace las veces de café. Se llama "The Godfather" (el padrino), y además de tener una calefacción que desentumece lo que sea, es barato, limpio y tiene muy buen servicio.
La verdad es que para solo haber pasado tres días en la ciudad, y trabajando... no ha estado nada mal la visita!
Yo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

SANTI -

HE ESTADO PASEANDO POR DELANTE DEL CASINO, EL HIELO SUBIA UN METRO POR ENCIMA DEL ROMPEOLAS, ERA FEBRERO POR ESO, ENTRÉ EN EL ACUARIO NUNCA HABIA VISTO UNOS ESTURIONES TAN GRANDES...

pilar alvarez -

Muy buena pinta tiene el restaurante no? POr dentro tb estába bien ambientado???
Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres