Blogia
Expatriada en Rumanía

Escribiendo un libro en Bucarest

Este fin de semana he recibido una visita muy especial: la de mi padre Guzmán . A pesar de que está inmerso en un montón de proyectos, se ha animado a crear otro momento especial y ha venido a escribir (o reescribir) un capitulo de su libro en mi casa de Bucarest. Como no podía ser de otra forma, he participado con algunas aportaciones y críticas, además de algun momento de orgasmo literario.

Serendipidades aparte, el capitulo que teniamos entre manos era el 3, mi numero favorito y que ha marcado gran parte de mi vida (naci un 30 del 3...). Ojala mi numero le depare suerte con su editor!

Para mi, ha sido un fin de semana lleno de risas, de conversaciones interminables, y de descubrimientos gastronómicos. Un finde trabajo en equipo, de conexión Quintanilla, y sobre todo, de darse cuenta de cosas.

Quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Yo además, tengo un padre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Guz -

Y además, por si no fuera poco, nos montamos en un finde una consultora....
Gracias por todo, hermosa!!

Banyú -

Dos cositas.

Supongo que serás consciente de la enorme suerte que tienes al disponer de padre y amigo en uno. Y además, escritor. Mola.

Estaba apuntando tu cumpleaños en mi Google Calendar y me he quedado de piedra al ver que es el mismo día que el de Óscar. No tiene nada de particular, pero a la vez sí que lo tiene. No sé...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres