Blogia
Expatriada en Rumanía

MapaEl lunes, decidimos acercarnos a Bratislava, la capital de Eslovaquia (que a su vez antes era el trozo pobre de Checoslovaquia). Bratislava está a una hora en tren desde Viena, y hay un billete que cuesta 14 euros por persona y que incluye ida, vuelta y transporte público en Bratislava. También te regalan un plano. Nada más llegar, cambiamos dinero, porque aún no tienen euro. 32 slovenská koruna son un euro, y los billetes son muy coloridos y de papel normal.

CastilloBratislava es una ciudad pequeña, con un centro histórico muy medieval: un castillo, callejuelas pequeñitas, iglesias que realmente aparentan ser tan viejas como son... Exploramos un poco la ciudad y conocimos a una eslovaca, que nos informó de que el salario medio allí son unos 400 euros, pero que los eslovacos no tienen intención de emigrar en masa y nos dijo que el eslovaco y el checo son dos idiomas casi iguales (que pena no hablar ninguno). De todas formas el inglés (igual que la tortilla de patata) es un idioma mundial, así que pudimos mantener una conversación así de interesante:

- Eslovaca: My husband loves Spain. He really wants to live there.

- Yo: Really? Oh, wonderful!! And why does he love Spain?

- Eslovaca: Because he likes oranges.

... pasa una bola de paja como en el Lejano Oeste y nadie dice nada...

- Yo: Oranges?

- Eslovaca: Yeah, oranges.

- Yo: Elperrodesanroquenotieneraboporqueramonrodriguezselohacortado! CORRE CEREAL!! ESTA ESLOVACA ES RARA!! CORRE!!

- Cereal: Eeeeehhh, que estoy jugando a las balls!

Pues eso. Son raros estos eslovacos, pero majos.

 

Escultura

En una mañana ya habíamos visto lo interesante de la ciudad, así que decidimos irnos después de comer. Casi perdemos el tren, así que tuvimos que ir corriendo (este era el día de los Deportes). Escogimos este día para celebrar las pruebas de Atletismo porque era el día en que mi tos estaba peor y yo tenia mas flemas que nunca.

Llegamos a Viena y fuimos a descargar nuestra pospuesta ira a la Iglesia de Carlos Borromeo. Tuvimos suerte, porque estaba abierta, así que pedimos explicaciones al señor de las entradas. Nos dijo que todos esos andamios y el ascensor llevaban allí desde el 2001, y que en medio año lo quitarían. Estaban restaurando los frescos de la cúpula, y podías subir y echarle un escupitajo a la Santísima Trinidad por nunca haberte resuelto el Misterio. Yo nunca había visto unos frescos tan cerca, y si no fuera porque estaba preocupada por Cereal y su vértigo, me habría hecho una foto con una de esas nubecillas en las que hay un angelito, para demostrarle a mi madre que no soy la única que siempre está en las nubes.

Gracias a nuestra audioguía nos enteramos de que esta Iglesia fue construida porque en el año 1700 hubo una epidemia de peste en Viena y entonces el emperador Carlos prometió que si la epidemia pasaba, construiría una Iglesia. Y la epidemia pasó (se ve que Carlos no sabía lo de "no hay mal que cien años dure") y Carlos construyó una iglesia... ¿seria jefe de obra además de emperador?

Opera de VienaDespués, como nos sentíamos ricos gracias a la Bratislava experience, fuimos a preguntar a la Ópera cuánto costaban las entradas. Nos informaron de que siendo estudiantes (no lo somos, pero sabemos poner cara de ello) podíamos comprar las entradas que sobraran una hora antes de que empezara el espectáculo por tan solo 10 euros.

- WHAT? 10 euros? May I know how many tickets do you still have for today?

- About... two hundred.

- TWO HUNDRED!! Thanks sooooo much (reverencia) I wish you a nice day (reverencia) and a Happy New Year!! (sonrisa-reverencia-sonrisa).

Así que nos fuimos derechitos a hacer cola, y eso que quedaban todavía dos horas. Por si acaso y dada nuestra mentalidad de Jefes de Obra, sacamos primero unas entradas para ver el espectáculo de pie (standing tickets, que cuestan 2 o 3,50€, depende donde). Y luego ya nos pusimos en la cola real, en la que teníamos solo siete personas delante.

Efectivamente, una hora antes del espectaculo, nos vendieron dos entradas para SEGUNDA FILA por 10 euros cada uno. Nunca he soltado yo diez euros tan alegremente... (aqui tengo que poner una foto para presumir!)

Segunda Fila!

Vimos un ballet que se titula Manon, y que cuenta la historia de Manon, una bella doncella, que se enamora de Des Grieux. Parece que todo va a salir bien, pero resulta que a ella le encantan los lujos y entonces, cae en las redes de la prostitución a cambio de collares de diamantes (hay que ser dramática, yo me compro diamantes falsos y ya está). Des Grieux lo pasa fatal (y hace muchas piruetas en el aire para demostrárnoslo) y al final, libera a su amada en un muelle, donde ella muere de fatiga (si antes nos contaron que se dedicó a la prostitución, adivina por qué tanta fatiga...).

- Audioguía: Pero, volvamos a la opera de Viena o Wiener Staatsoper. Fue uno de los edificios que recibió más críticas en su inauguración en 1868, hasta el punto de que uno de sus arquitectos decidió suicidarse...

- Pon el pause que ya vendremos a hacer el tour, Cereal.

- No te lo vas a creer: la audioguía está jugando a las bolas!

Verdaderamente, ha sido una suerte enterarnos de estos precios increibles para la ópera, asi que si alguien va a Viena, que pida el carnet de estudiante a algún amigo o familiar. Merece la pena cometer un delito de suplantación de la identidad, sin duda alguna. De todos modos no os preocupéis mucho, por allí no son muy dados a cotejar el carnet de estudiante con ningún otro documento (prueba de ello es Cereal, del que yo dije que tenia MENOS DE 26 AÑOS!!!).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Elenita -

Jejejeje...que bueno lo de la bola de la paja!!! Y que tipa tan rara, no?

Susanas -

Me encanta tu versión Lego!! :) Y Bratislava me parece diferente y original, un viaje que vale la pena!!
Besos

pilar -

Doy fe de lo de los carnets y los descuentos. Cuando yo estuve, en la galeria belvedere, mi novio y yo fuimos a pagar las entradas. El no tenía ningun carnet de estudiante, y yo tenía dos. Pregunté: ¿hacen descuento con carnet de estudiante?-Si, me contestaron. Como no sabía que carnet dar, mostré los dos. En uno salía con el mismo corte de pelo que tenía en ese momento, pero en el otro tenía un corte de pelo a lo chico.
¿te puedes creer que la de la taquilla nos hizo descuento a los dos? Es dcir, mi novio pasó por mí gracias al segundo carnet!!
Lo dicho, el país de los pitufos, o como lo llamasteis?? BUeno, que no son terricolas, resumiendo!

Banyú -

Con lo de la bola de paja me he pegado un buen rato riéndome. Buena crónica.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres