Blogia
Expatriada en Rumanía

CatedralEl martes, día siguiente, fuimos a ver la Catedral de Viena por dentro, aunque si soy sincera del todo, me gustó más por fuera: tiene un montón de detalles increíbles, como el 05 (05 = OE = Ö = Österreich = Austria), un pene y una vagina gigantes (si, sigo hablado de la Catedral), y el tejado de colorines. Aprovechamos y subimos a la torre más alta, que tiene 7x7x7 escalones (Cereal cree que son 7 veces 7 vueltas de 7 escalones, pero aceptamos sugerencias ya que en la audioguía no decía nada). Me gusta mucho subir a algún lugar alto en las ciudades que visito (como las cabras, lo sé, lo sé). De todas formas, la vista de la catedral no era lo que me esperaba: arriba del todo había una tienda de souvenirs (pobre del chico que la atendía, subir cada día...) y 4 ventanucos... uno hacia cada punto cardinal.

Escuela española de equitacionTambién aprovechamos el día para visitar la Escuela Española de Equitación, que es toda una institución tradicional en Viena. Hicimos un tour guiado con una guía que era muy agradable, además de guapa. Disfrutaba con su trabajo, estoy segura. Los caballos eran preciosos, todos blancos y uno marrón. En el siglo XVI tuvieron que traer un monton de caballos (como 30) desde España hasta Austria... lo cual resultó todo un logro.

Por ultimo, y amparados por nuestro éxito total en la Opera de Viena, intentamos ir a un concierto en la Sala Dorada. Como está a cargo de una institución privada, no aceptan carnet de estudiante (solo visa oro o platino), así que nos tocó comprar standing tickets por 5 euros. Cuando intentamos entrar a la sala... nos dimos cuenta de que las entradas eran para el día siguiente. Así que tuvimos que seguir paseando por nuevas zonas dándole un último apretón a nuestra más fiel compañera de viaje: la audioguía panchita; que nos ayudó a encontrar por fin la estatua de Strauss y Mozart!.

 

Mozart

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Pilar -

Bueno, y q tal el concierto en la sala dorada??

Susana -

Viena es una de mis ciudades favoritas. Tengo una buena amiga allí y en mayo fui a pasar unos días con ella. La verdad es que vi tantas cosas que no sabría decir qué es lo que mś vale la pena. Respecto a la catedral, después de haber visto centenares de veces la de Santiago de Compostela, qué quieres que te diga... ninguna está a la altura :) Pero son bonitas a su manera.
Caray, cuánto viajas, qué suerte!! :)
Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres