Blogia
Expatriada en Rumanía

Repatriada.

Repatriada.

Como anunciaba en el anterior post, efectivamente vuelvo a casa. Después de siete meses en Bucarest, mi trabajo aquí ha finalizado y tengo nuevos proyectos que me esperan en Madrid. La verdad es que recibí la noticia con un poco de sorpresa, además de la mezcla de sentimientos que tenia dentro de mi. Pero no hay que dramatizar: Bucarest era algo temporal, con una vida estimada de entre 6 y 12 meses. Ya estaba empezando a acomodarme aquí: el trabajo bajo control, el temor a un nuevo idioma vencido, y un pequeño mundo de amistades y rutinas. Así que toca hacer la maleta y buscar nuevas sensaciones en viejos lugares.

Para no dejarme llevar por sentimentalismos, he decidido hacer una lista con todas las cosas que debo hacer para marcharme. Avisar a la propietaria de mi casa, ir a buscar cajas para meter mis cosas, cerrar las cuentas del banco, dar de baja mi conexión a internet, ver que pasa con mi piso de Madrid... He hecho cálculos sobre cuando podría estar en Madrid y creo que el 8 de abril sería un buen momento, ya que me gustaría pasar aqui la primera semana del mes para cerrar ciertos temas de la oficina con la persona que me va a sustituir.

Sobre esa persona, tengo el orgullo de decir que yo la seleccioné, la he formado y le he contagiado un poco de mi entusiasmo por mi trabajo y por mi compañía. Estoy segura de que lo va a hacer fenomenal, aunque ahora mismo tiene algunos miedos por lo que se le viene encima, pero su potencial es grande. No dudé en apostar por ella cuando me preguntaron que opinaba, de la misma forma que no lo hice cuando la entrevisté, como candidata, hace unos meses.

Tengo claro que Bucarest siempre formará parte de mí, de la misma forma que Valencia o Paris. Pero es pronto para despedidas: aún tengo que aprovechar estos 24 días hasta mi partida... cuando este blog sea el de una ex-expatriada en Rumania! ;-) 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Parisina de bote -

Ya somos dos, a mí me queda poco más de un mes para terminar mi andadura parisina...Qué rápido pasa el tiempo, es vertiginoso...

frankeinas -

Bueeeno, pues vuelta a casa, seguro que se te han pasado rápido los siete meses. Espero que no sea el fin del blog, aunque le tengas que cambiar el nombre.

Paco -

Joé! Por fin puedo entrar en tu blog ¿Por qué no siempre me deja? Bueno, ahora toca hacer en España lo que hacías en Rumanía (que lo hacías muy bien). Y no sé, me da a mí que tu nueva etapa española va a durar poquillo...

Pilar -

Jo,ya te digo! que pena!! me encantaba este blog...

Banyú -

Espero que de alguna forma u otra sigas blogueando. Ánimo. Fuerza para los últimos 24 días.

Elenita -

Mirala, que mona ella, dormidita en el sofá pareces hasta buena...

Por cierto, en breve colgare la recetilla del pollo...por si te interesa. :-)

Marcela -

Que pena!!! me encantaba leer tus cometarios, tienes una forma muy particular de redactar. Los lugares que citabas muchos de ellos los conocía pero me encantaba leer el comentario que dabas de ellos.
Pues nada, suerte en el retorno
Y gracias por haber creado este maravilloso blog
Besitos y suerte
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres