Blogia
Expatriada en Rumanía

Restaurantes

Menu Zilei: Pui.

PuiLos que me conocen saben que no soy muy carnívora y que disfruto mucho más comiendo pescado que carne. Pero desde que estoy en Bucarest, el acceso al pescado se a vuelto cuasimposible: el fresco es avergonzantemente caro; y en el congelado no hay mucha variedad.
 
Si a ello le sumas que la carne de ternera no es muy apetecible (bastante dura, insípida), me he dedicado a comer "pui" (pollo) durante todo este tiempo. Casi siempre "la gratar", es decir a la plancha; aunque algunas veces he cambiado a un "snitzel" o a un "cordon bleu", son olvidar la "tocanita de pui" (un plato de pollo con salsa y verduras) o la "tochitura".
 
Hay un restaurante en Bucarest, llamado "Mesogios" que tiene en su carta increibles pescados y algo de marisco también. Es de precio medio - alto (depende lo que pidas), pero yo he ido algunas veces, como tabla de salvación cuando ya no podía comer ni un gramo más de pui.
 
Le he cogido bastante manía al pollo, así que creo que pasaré un tiempo sin probarlo cuando vuelva a España...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Restaurante italiano: La cena.

Restaurante italiano: La cena.

Hace algunas semanas que fui a un restaurante italiano, que se llama La Cena. Está por la zona de Universitate. Aparentemente parece un restaurante bueno, con un ambiente cuidado y todo muy limpio, pinturas directamente en las paredes (como si fueran frescos), y dos pisos. La verdad es que el nombre me hizo gracia (una amiga y yo buscábamos un sitio para cenar) y decidí probarlo.

La CenaDesafortunadamente, no deja de ser la típica y tópica comida italiana... a un precio mucho mas elevado del normal. El servicio es bastante bueno, y la comida está bien. Hay una crema de champiñones que tiene un sabor agrio al que cuesta acostumbrarse (de hecho, mi primer pensamiento fue que estaba podrida), pero una vez acostumbrada, estaba buena. Las pizzas tienen la masa fina, y son grandes: con una pizza para tres personas es suficiente. Por lo demás, es un italiano, con pasta, lasagna y demás.

No muy recomendable ya que no se distingue por su ambiente, comida o precio, con lo cual es una opción agradable pero que puede ser completamente prescindible.

La Cena
Str. Maria Rosetti, nr.1, tel 021 211 67 17

 

Rumanía y Marruecos: Restaurante l'Harmattan

Rumanía y Marruecos: Restaurante l'Harmattan
L'Harmattan is a Moroccan Restaurant situated close to Piata Unirii, in Bucharest, that I have visited with some of my friends, included Halimma. Halimma is a classmate who comes from Casablanca, and she showed us the fantastic food of her country. I highly recommed this restaurant, because the food is very good, and the prize is not bad: about 70 lei per each person. Some of the plates that you have to try could be: cuscus, pastelas and tajin, and the tradicional Moroccan tea. Don't forget to call for arrange a reservation!

Hace ya varios meses que he ido, pero los post se me acumulan y no puedo poner todo lo que hago, asi que me lo voy guardado para tirar "de archivo" de vez en cuando.

L'Harmattan es un restaurante marroquí, que está en la zona de Piata Unirii. Sus dueños son un matrimonio, ella es francesa y él es rumano; y se ve que les ha dado por el mundo árabe. Se trata de un restaurante sencillo, sin muchos elementos decorativos, pero que sí transmite esa sensación de Marruecos: esas ventanas mozárabes, los colores, las luces tenues y el estilo de las lámparas; incluso el olor.

Tuve la suerte de ir con la increíble Halimma, una compañera que viene desde Casablanca, y ella escogió la comida para todos, compartiendo en el centro de la mesa. Comimos cuscus, tajin, pastelas... y he de decir que todo estaba buenísimo. El té, escanciado a la manera tradicional, con ese aroma tan peculiar, así como todos los utensilios que usamos durante la comida (las fuentes y demás).

El precio es medio, pagamos unos 70 lei por persona. Muy recomendable, no debes perdértelo. Eso si, mejor reservar, porque no es un restaurante muy grande...

Str. Franceza 56
Telefon: 021 314 12 50

Un buen restaurante en el centro de Bucarest: Mazagran.

Some days ago, César and me, we tried one new restaurant: Mazagran, which is very close to Piata Amzei. I was interested in having a meal there because the outside of the restaurant is special: it is situated inside of a XIX century Villa. In the inside is really beautiful as well, with wood floors, each room is decorated in one colour, and the atmosphere and the service are quite good. The prize is medium: from 60 lei. Highly recommended for a bussiness meal, a friend meeting or even for a romantic dinner!

 

Exterior

Hace algunos días, decidí probar un restaurante llamado Mazagrán junto a César. Está situado muy cerca de Piata Amzei, y estaba en mi lista de "para descubrir" porque desde fuera tiene una pinta muy atractiva: ocupa el interior de una villa del siglo XIX de tantas que hay en Bucarest, pero rehabilitada, con su entrada, su valla...

 

InteriorEn su interior, el restaurante es precioso. Techos altos, suelo de madera, unas cinco o seis mesas por habitación, cada estancia decorada en un color, fotografías en blanco y negro enmarcadas en las paredes... un aspecto cuidado, un poco bohemio y muy agradable. En la carta, tiene ensaladas, carnes, pescados, etc. y el servicio es bueno (había incluso un camarero que hablaba castellano). En verano, ponen mesas fuera, así que puedes disfrutar de una agradable cena al aire libre.

El precio es medio, aunque puede ser alto, dependiendo de lo que pidas: unos 60 lei por cabeza, con un primero (ensalada), un segundo (carne) y un café, además de agua.

Es un sitio más que recomendable, que se adapta a una comida con tu jefe, con tus amigos... e incluso a una cena un poco más romántica. Y no te olvides de contar a tus acompañantes la historia sobre el nombre... Mazagrán es una bebida que se prepara con café frio, azúcar y marraschino (un licor). Éxito asegurado! (Y si no me crees, mira que caras de felicidad en la foto).

 

César y yo

Charme: un restaurante con encanto.

 

Some days ago, I went to a new restaurant for celebrating César Birthday. Situated in Lipscani Area, Charme is a very nice restaurant, with a confortable atmosphere. The food is also nice (I ate chicken with soy sauce and rice, while César decided to eat thon grilled), and all with a very good service and smart waiters. Highly recommended! Don't forget reservation.

Hace unos días, y con motivo del cumpleaños de César, estrené un nuevo restaurante en Bucarest.

Charme

Se llama Charme y está situado en el corazón de Lipscani. Posee dos plantas, la de abajo, que hace de cafeteria, y la de arriba, que es donde está el restaurante propiamente dicho. El ambiente es muy agradable, con luz cálida, mesas pequeñas, donde puedes tocar al otro comensal, sillas comodas, en rojo, que le dan un toque pasional y una música agradable, que no te impide hablar.

La comida también estaba buena. Yo pedí un pollo con salsa de soja y arroz que estaba muy bueno, si bien las raciones son super grandes. César pidio atún a la plancha, y se equivocaron y el trajeron un solomillo de ternera... y cuando se lo dijimos al camarero, se lo cambiaron al momento, sin una queja por parte del personal (raro en Rumania).

El precio es medio, por unos 40 lei puedes comer tranquilamente (vino aparte). Recomendable no dejar de fijarse en las originales lámparas que cualgan del techo.

 

Charme

Strada Smardan nr 12

Telefon: 021 311 19 22

Templul Soarelui

Yesterday evening, some of my friends and me went to a Chinese restaurant in Mihai Eminescu Street, close to Piata Romana. Although the food was not very nice and the service was not very good, last night was one of the funniest nights that I can remember, thanks to Jose (Spanish man who travels sometimes to Bucharest) who told us a lot of very funny jokes... in English. The translation was very funny also... "This is an invident" when he really wanted to say "This is a blind man".

 

Ayer por la noche algunos de mis amigos y yo fuimos a cenar a un restaurante chino. Se llama Templul Soarelui , que viene a significar "Templo del Sol", compartiendo nombre con el famoso templo Inca. Está situado en Mihai Eminescu, a unos quince minutos de Piata Romana.

Sopa Picante La comida no es como la comida china - española, de hecho, empezamos con una sopa picante que a mas de uno le hizo llorar... La verdad es que fue una cena bastante normal, con un servicio lento y poco atento. El precio es un medio, salimos a unos 50 lei por persona. De todas formas, no es un sitio muy recomedable.

Sin embargo, fue una de las noches mas divertidas que recuerdo, y todo gracias Jose, un español que viene y va de Bucarest y que estuvo contándonos chistes toda la noche. Lo mejor de todo era que tenia que contarlos en inglés, ya que mucha gente del grupo no comprende el castellano. Las traducciones no tienen desperdicio...

This is Jaimito...

This is a "invident" (cuando queria decir blind)

Y la mejor... "The packet" (refiriéndose al "paquete" de un chico)

Tenemos incluso un par de vídeos que ilustran gráficamente la noche de ayer, que quedarán guardados para la posteridad!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Restaurante: Harbour

Al lado de mi casa, en la misma Piata Amzei, cerca del supermercado Rainbow, hay un restaurante que se llama Harbour. Lo reconocerás porque es de madera, dando un aspecto al "lejano Oeste", aunque harbour significa puerto (y es cierto que la decoración es pesquera, con redes, un timón y salvamanteles de papel que te enseñan rutas por los siete mares).

HarbourHe ido un par de veces y no está mal del todo. Las ensaladas son grandes y jugosas. Hay un plato que me encanta: "pui umplut cu prosciutto si mozarella", que son unos rollos de pechuga de pollo llenos de jamon y queso, con una salsa de nata y más cosas. Eso sí, el tiramisú me defraudó (mediocre).

Lo malo que tiene este sitio es el servicio. Pides una cerveza más y tardan media hora, otra media hora para la cuenta; pides pan y nunca llega, pero eso sí, lo apuntan en el ticket. Es una pena, porque la comida está buena, pero no apetece mucho ir porque aparece la expectativa de tener que reclamar a los camareros (con mi rumano nivel defensa personal, que no me sirve para atacar pero si para defenderme ;-D ).

El precio: es menos barato de lo que te podrías esperar, pero no es caro. Por unos 40 lei por persona, comes abundantemente.

Restaurante: Die Deutsche Kneipe

Die Deutsche Kneipe es un restaurante alemán que está en la zona de Dorobantilor, más concretamente en una pequeña calle que se llama Stockholm (y que curiosamente es perpendicular a la calle Madrid). He tenido la suerte de ir con amigos alemanes (desde aqui, un saludito para Jens y otro para Lutz, asi como para Sina y su marido), así que puedo decir que el asesoramiento en cuanto al menú ha sido impecable.

Die Deutsche KneipeEl restaurante está decorado con placas, cuadros, objetos, etc. en las paredes, todo por supuesto en alemán (hay un cartel cantidad de curioso que pone "prohibido bailar el twist", y que viene de la época nazi, cuando se odiaba todo lo que tuviera que ver con el bando contrario, incluida la música). El servicio es bueno, el propietario también hace las veces de camarero, y además de alemán y rumano, habla inglés.

Ofrecen muchos platos, casi todos a base de carne. Es recomendable pedir un surtido de salchichas, que te ponen con varias mostazas, cada una para su tipo (y hay una dulce que está de muerte). Como plato principal, "Roulade", sin duda. Se trata de un filete de ternera, super tierno y bien cocinado, que se enrolla sobre si mismo, y dentro tiene otros tipos de carne. Te lo ponen con una salsa muy buena y con una especie de "pasta" deforme alrededor, que hace de guarnición.

El precio es medio. Nosotros salimos a unos 70 lei por cabeza, pero es verdad que no nos cortamos ni con la comida ni con la cerveza. Recomendable para carnívoros y personas hambrientas... 

Restaurante La Mandrágora

Dado que he visto que la sección de restaurantes de mi blog se está quedando un poco corta, he decidido postear sobre uno de los restaurantes que más me gustan de Bucarest, La Mandrágora.

MandragoraEstá situado en el centro, muy cerca de mi casa, por la zona de Piata Amzei. Se trata de un restaurante que pone comida de fusión, uniendo elementos de diferentes cocinas (francesa, rumana, mediterránea, etc.). Es un ambiente muy elegante, con un servicio muy atento, con guardarropa incluido. La iluminación es tenue, colores neutros, con la música a un volumen que te permite hablar con tranquilidad.

Lo que más choca es que la carta es muy pequeña (solo tienen tres postres, y como cuatro o cinco entrantes) aspecto ideal para indecisos. Tienen tantos vinos como platos! Creo que si vas a este restaurante, no puedes perderte su ensalada "Cesar", que es estéticamente preciosa y está muy buena; un pato que cocinan con Guinness y arroz basmati, y su plato de ternera con especias. Sobre los postres, yo solo he probado la tarta de chocolate (que es brownie) con helado de mango, y estaba muy sabroso, con texturas increibles.

El precio es un poco más elevado de la media, sin pedir vino puede salir a unos 100 lei por persona (menos de 30 euros). Merece la pena probarlo. Es más que aconsejable acudir con reserva, porque si no seguramente estará lleno.

LA MANDRAGORA
Adresa: Str. Mendeleev nr. 29
Telefon : Rezervari: 021 319 75 92

Ah! Y para los mas curiosos, una mandrágora es una planta, cuyas raices son gruesas y que se ha utilizado en rituales mágicos y demás. Si te la comes, puede producirte alucinaciones! Asi que mejor quedarnos con la comida del restaurante...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Burebista

BurebistaEl fin de semana pasado, como nos faltaba alguna gente en nuestro equipo de noches internacionales, decidimos no probar nada nuevo de los paises que representamos (aún nos falta comida japonesa, alemana y española, aunque para la española es más que probable que organice una cena en mi casa...) e intercalamos, como sugerencia de Jens, un restaurante tipico rumano. El sitio en cuestión se llama Burebista y está situado en la Str. Batistei, muy cerquita de Universitate.

Interior del Restaurante BurebistaEs un restaurante donde puedes comer comida rumana pero también hay platos de la cocina moldava. La decoración es rústica, con madera, alfombras de pieles de animales, animales disecados... da un aspecto muy medieval de la montaña, y un poco tétrico al ver todas esas cabezas por ahí colgadas. El servicio es bueno, y amenizan la cena con un poco de música popular. Es mejor acudir con reserva, ya que suele estar lleno... y de precio está muy bien: nosotros cenamos por unos 40 lei por cabeza. Cuidado con las carnes porque suelen pasarlas demasiado, asi que si sois como yo y preferís al punto o poco hecho, mejor avisad con antelación.

Olvidé llevar la camara de fotos, así que os dejo unas que he encontrado en una guía online de restaurantes de Bucarest

Caru cu bere

Este fin de semana ha comenzado a hacer frio en Bucarest. El sábado llovió un montón, y el domingo la temperatura era de ocho grados a las dos del mediodía. Mucha gente ya me había dicho que íbamos a pasar de una temperatura de otoño agradable al invierno gélido, pero no creí que realmente el cambio fuera tan brusco.

Aunque el clima invitaba a quedarse en casa, el sabado por la noche fui con algunas compañeras del curso de rumano a un restaurante famoso en Bucarest, por lo original y bonito que es. Se llama Caru cu Bere (Carro con Cerveza) y está situado en el barrio de Lipscani, concretamente en la Strada Stravopoleos. Se trata de un restaurante grande, donde puedes comer muchas especialidades rumanas, y con una apariencia de lo más formal.

Techos altos, con cupulas y vidrieras, pinturas que imitan frescos en las paredes, lamparas doradas, grandes, una escalera de caracol en madera para subir al piso de arriba, y un conjunto de bailarines de bailes tradicionales rumanos que amenizan la cena cada media hora. Se trata de algo que para mi es un nuevo concepto, una especie de restaurante-museo.

Lo mejor de todo es que los precios de la comida no son nada caros, cada persona paga unos 50 LEI, que vienen a ser unos 15 euros. Es muy recomendable acudir con reserva, sobre todo el fin de semana. Los camareros hablan inglés y rumano, y van uniformados con su chalequito dorado y todo.

La verdad es que fue una noche agradable, con mis compis de clase... y aunque fuera hacía un frío de mil demonios, se te olvida rápido en un sitio asi!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres