Blogia
Expatriada en Rumanía

Yo y Rumania

11 de Abril de 2008: Aviatorilor.

11 de Abril de 2008: Aviatorilor.

Los que han pasado tiempo conmigo en Bucarest saben que uno de mis lugares favoritos es Aviatorilor. Se trata de una pequeña intersección en el final del Boulevard Aviatorilor, la carretera infernal que se dirige hacia el norte, hacia Baneasa. Ahí, puedes ver una escultura de un hombre. Si lo miras frente a frente, no te darás cuenta... pero cuando en tu coche, pases por debajo, verás que tiene alas. Se trata de un homenaje a los Héroes de la Aviacion rumanos, una escultura de Lydia Kotzbue inaugurada en 1935. Como curiosidad os diré que Dumitru Prunariu (uno de los pocos astronautas rumanos) llevó una réplica de esta estatua en su primer viaje al espacio.

He escogido esa estatua para despedirme de Bucarest hoy. Y es que, yo soy un poco aviatorilor. Si me miraras frente a frente, si te cruzaras conmigo en la calle, si me vieras en el metro... seguramente no te darías cuenta. Pero si pasas por debajo de esa primera impresión, verás que tengo alas.

Hoy mi vuelo toma rumbo a Madrid.

Si continuas por la carretera infernal, un poco más arriba de nuestro Aviatorilor, hay una curva que es muy abierta. Parece fácil de tomar, pero en realidad es muy peligrosa: tu coche va dando saltos y puedes perder el control sin darte cuenta. Así que si vas por Bucarest, cuando pases el Aviatorilor, acuérdate de mi. Y por favor, ten cuidado con esa curva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Quién soy yo?

¿Quién soy yo?

- Míriam es la española del apartamento 30, que desde hace un par de meses, algunas noches no duerme en casa. Además, no hace ruido nunca, y siempre sale y entra mas o menos a las mismas horas. Una vez me regaló bombones, porque iba a celebrar su cumple y queria compensarme las molestias. (La vecina del 31).

- Míriam es la española que habla rumano, y que siempre pide la sunca (jamon york) foaaaarte subtire (muy fina). A veces también compra piept de curcan (pechuga de pavo) y también le gusta subtire. Y nos encanta como dice Multumesc!! Parece que canta! (La charcutera del Rainbow).

- Míriam es la domnisoara que siempre se sienta en la misma mesa y me deja un montón de propina. Siempre pide Salata Macedonia y un expreso cu lapte, y le gusta que le lleve varios minitarritos de lapte. (Mi camarero de Radu).

- Míriam es una dirección de mail a la que le preguntamos nuestras dudas sobre Rumania, y ella responde siempre contándonos la realidad que percibe. Además, es abierta y cercana, y le gusta llevarnos a cenar al Caru cu Bere porque piensa que de otra forma, lo mismo no lo descubrimos, y es una pena. (Turistas y expatriados futuros).

- Miriam es la española que siempre que entra y sale del apartamento habla conmigo, y quiere comprarme cosas, pero como solo vendo tabaco y alcohol, no puede ser. (Vasile, el de la tienda de tabaco y alcohol).

- Miriam es la manager de la firma esa de recrutare, que cada vez que viene, no para de preguntar "de ce, de ce" (por qué, por qué), pero nos cae bien porque les planta cara a las señoras que intentan colarse, que es lo que siempre nosotros querriamos hacer. (Bogdan, de BRD)

- Miriam es la española que ha llenado mis clases de otros estudiantes españoles, y que en clase participaba un monton y se reia convulsivamente de palabras como "Copiii, hospitalului, eu iau" (Brandusa, profe de rumano).

- Miriam es un personaje feliz que algunas veces se pasa por A.Cotrus, y que siempre habla conmigo y me pregunta cosas personales... que si estoy casado, que si tengo hijos... Estoy contento porque ella habla rumano y entonces, me puedo entender mejor con el Domnul. (Mihai, guarda de seguridad).

Mi feliz cumpleaños.


Hoy es mi cumple! Me encanta cumplir años, y ultimamente no se me da mal: cada año estoy en un sitio distinto. Este año llega cargado de cambios (empezando por el cambio de hora), pero creo que van a ser cambios hacia la estabilidad. Y la verdad es que me apetece un montón.

Anoche organicé una pequeña fiesta en mi casa, y la verdad es que parecía que la cumbre de la OTAN estaba teniendo lugar en mi salón. Japoneses, un malasio, alemanes, marroquies, rumanos. Los regalitos de cumple fueron igualmente multiculturales: desde un abanico hasta artesania rumana, pasando por un vale para amazon, flores... y una taza personalizada, entre muchas otras cosas... por no hablar de los regalos ciberneticos, como un post , una pagina web o un comment en el blog!

Repatriada.

Repatriada.

Como anunciaba en el anterior post, efectivamente vuelvo a casa. Después de siete meses en Bucarest, mi trabajo aquí ha finalizado y tengo nuevos proyectos que me esperan en Madrid. La verdad es que recibí la noticia con un poco de sorpresa, además de la mezcla de sentimientos que tenia dentro de mi. Pero no hay que dramatizar: Bucarest era algo temporal, con una vida estimada de entre 6 y 12 meses. Ya estaba empezando a acomodarme aquí: el trabajo bajo control, el temor a un nuevo idioma vencido, y un pequeño mundo de amistades y rutinas. Así que toca hacer la maleta y buscar nuevas sensaciones en viejos lugares.

Para no dejarme llevar por sentimentalismos, he decidido hacer una lista con todas las cosas que debo hacer para marcharme. Avisar a la propietaria de mi casa, ir a buscar cajas para meter mis cosas, cerrar las cuentas del banco, dar de baja mi conexión a internet, ver que pasa con mi piso de Madrid... He hecho cálculos sobre cuando podría estar en Madrid y creo que el 8 de abril sería un buen momento, ya que me gustaría pasar aqui la primera semana del mes para cerrar ciertos temas de la oficina con la persona que me va a sustituir.

Sobre esa persona, tengo el orgullo de decir que yo la seleccioné, la he formado y le he contagiado un poco de mi entusiasmo por mi trabajo y por mi compañía. Estoy segura de que lo va a hacer fenomenal, aunque ahora mismo tiene algunos miedos por lo que se le viene encima, pero su potencial es grande. No dudé en apostar por ella cuando me preguntaron que opinaba, de la misma forma que no lo hice cuando la entrevisté, como candidata, hace unos meses.

Tengo claro que Bucarest siempre formará parte de mí, de la misma forma que Valencia o Paris. Pero es pronto para despedidas: aún tengo que aprovechar estos 24 días hasta mi partida... cuando este blog sea el de una ex-expatriada en Rumania! ;-) 

Vuelta a casa: ON.

Esta mañana era un dia que se anunciaba prometedor. Me desperté horrorosamente tarde. Despeinadísima, más que nunca. Llegué tarde a trabajar. Y sonó mi teléfono, era mi jefe. Hacía un par de semanas que no sabía nada de él, así que me alegré de ver su nombre en la pantallita.

Y entonces me lo dijo.

- Quiero que te vuelvas a Madrid, cuando tu quieras.

- ¿Cuándo tengo que querer volver?

- Para mi el 1 de abril sería perfecto. 

Después de darle un par de vueltas, creo que volveré sobre el 10 de abril mas o menos, para que me dé tiempo a empaquetar todo y cerrar bien todas las cosas. Señores, señoras: Mirichán vuelve a casa. Me repatrian. Y ahora mismo estoy demasiado confusa para poder pensar nada más, así que me mantendré callada hasta que pueda exteriorizar el mar de cosas que siento.

Rumanos en España

Tonight, there is a TV program about Romanian people living in Spain... I would like very much to watch it, but unfortunately, there's no the online version!

Esta noche a las 00.00 hay un programa en Antena tres que se titula Punto Doc. En cada programa tratan un tema diferente, hacen algo similar a investigación periodística. Y hoy van a hablar de "Rumanos en España".

Una pena no poder verlo... ya que Antena 3 es de las pocas cadenas que no emiten de forma online. [Corrección: Si se puede ver online! Gracias a Adi, me he entrado de que poniendo mms://82.76.253.18/antena3 en tu Windows media player funciona!!]

Más información sobre el programa, aquí.

Eurovisión... o el triunfo del voto friki.

Eurovision is comming and I really dislike the song that is going to represent my country, Spain. On the other side, the song which Rumania have decided is really smart, with an opera singer and a really pretty girl.

Por toda la blogosfera y en todos los medios de comunicación ya hay reacciones respecto a la canción que representará a España en Eurovisión: es una vergüenza que con los buenísimos músicos y cantantes que tenemos en nuestro país, demos esa imagen ante toda Europa. De todas formas, ya está todo dicho al respecto , así que solo me queda sumarme a la sorpresa y el cabreo de muchos otros españoles.

Rumanía tiene que ir a las semifinales (todavía no está clasificada porque el año pasado consiguieron pocos puntos), y lo hará con esta canción, que está cantada por una pareja mixta, compuesta de una chica muy sensual y un tenor de 26 años, nacido en Targoviste, que posee una solida carrera en el mundo de la ópera, sobre todo considerando lo jovencísimo que es. Lo tienen todo, estos rumanos: musica, elegancia y belleza.

 

Sentimiento de dor.

En rumano existe una palabra, "dor", que hace referencia al sentimiento de "echar de menos" pero no significa exactamente eso, si no que es mucho más profundo. Puede que sea similar al "saudade" del portugués. Es un concepto, que se diferencia de nuestro "echar de menos" en que no es una acción: es algo que se tiene; pero no solo es nostalgia.

Ayer por la noche, fui a cenar a uno de esos restaurantes que tienen un espectáculo. Los bailarines salieron preparados para bailar música española (algo de flamenco). Las canciones se iban sucediendo y ellos intentaban darlo todo. Y entonces... empezó a sonar un pasodoble: "Suspiros de España".

Los que me conocen saben que nunca he destacado por ser especialmente patriota, y de hecho ni yo me creo lo que os voy a contar a continuación: siempre se me ha llenado la boca con lo tipico de "soy ciudadana del mundo". Como mucho puedo decir que me emociono pensando y viendo lo hermosa que es mi tierra, mi Asturias... pero se trata de algo unido a mi sensibilidad, muy emocional... no es el "orgullo de ser X".

Pero ayer, mientras escuchaba el pasodoble... mi cuerpo reaccionó y un escalofrío me sacudió brutalmente, como si me dijera: "eh tu, que esto va contigo". La piel de todo el cuerpo se me erizó, como si la música me rozara haciendo cosquillas. Y los ojos se me llenaron de lágrimas. Y es que...  

Mi-e foarte dor de Spania.

 

Comprar un piano en Bucarest.

Last weekend I went with my friend Cesar to buy a piano for him. We found it in a music shop y Calea Victoriei, but we really got surprised when they told us that we cannot pay with card: only cash is accepted. Who is going to carry so much money in cash? We had to go to a cash machine, and using our two cards, we got the money for paying the piano. It was a really strange situation: two Spanish expats, with an account in the same Spanish bank, taking a lot of money from the same cash machine with two minutes of diference. Surrealistic, isn't it?

El fin de semana pasado, César y yo nos embarcamos en la estupenda aventura de comprar un piano. Yo nunca había comprado un piano antes, así que me parecía todo un acontecimiento (¿como lo elegirá? ¿nos dejarán probarlo? ¿o habrá un probador de pianos? ¿se tocará una canción específica para probarlo o probarán todas las teclas de una en una? ¿cuánto costará? ¿nos regalarán un libro de partituras de Rachmaninov?), además por supuesto de la emotividad que suponía para mi amigo: entre otras muchas cosas, él es pianista, y desde los siete años disfruta, llora y se apasiona con la música.

Desde que llegó a Bucarest no "hacía dedos" y eso no podía alargarse más, así que fuimos a una tienda llamada Muzica, en Calea Victoriei. Como es de esperar en Bucarest, el dependiente era bastante despreocupado, a pesar de que nosotros, los clientes, queriamos comprar uno de los articulos con precio mas elevado de la tienda. La mentalidad de "servicio al cliente" no existe, al igual que eso de "el cliente siempre tiene la razón".

Lo divertido del asunto fue cuando nos dicen que en la tienda no se acepta el pago con tarjeta: tenemos que pagar en efectivo. ¿En efectivo? ¿Pagar un piano en efectivo? ¿Pero quien va a llevar esa cantidad de lei en el bolso? ¿Estáis de broma, no?

El GolpeNo estaban de broma: nos dicen que las entidades bancarias les cobran un 4% de comisión en los pagos con tarjeta, y que un 4% del precio de un piano es mucho dinero (increible). Así que dejamos al dependiente empaquetando todo y nos vamos al cajero más cercano, que, como es obvio, se niega a darnos todo ese dineral. Cambiamos de cajero y utilizando nuestras dos tarjetas de crédito, conseguimos la suma para el piano. Aquello parecía un atraco: dos españoles con cuentas en la Caixa que viven en Rumania, sacando en el mismo cajero el limite máximo de la tarjeta con dos minutos de diferencia. Cuando terminamos, a César no le cerraba la cartera de la cantidad de billetes que llevaba dentro, era una situación surrealista. Volvemos a la tienda y nos quedamos atónitos al ver como el dependiente cuenta el dinero: ni en la mafia pasan los billetes con esa velocidad.

Recital de PianoAl final, no nos regalaron nada de Rachmaninov pero sí una manzana... y nos fuimos con nuestro piano debajo del brazo camino a mi primer concierto privado en Bucarest, en el que disfruté de muchos grandes éxitos... además de mi canción favorita: Cumpleaños Feliz.

(Historia en plan abuela: Soy adicta a la canción "Cumpleaños Feliz", que considero un Himno. Cuando era pequeña, la cantaba todo el rato, y cuando la gente, harta de oirme repetirla sin parar, preguntaba si era mi cumpleaños, mi familia tenía que responder: No... canta esa canción simplemente porque le gusta.)

Nunca os he dicho lo que me gusta leer...

Some days before I finished one book that one of my friends brought me to Bucharest: "El Curioso Incidente del Perro a Medianoche". The book tells the history of Cristopher, a teenager with Asperger's Sindrom. It's very funny and easy to read, but if you think a while, you can feel the pain and sadness of the family and friends of people with this problem.

Nunca os he dicho lo que me gusta leer porque se supone que este blog versa sobre Rumanía, y que todo tiene que estar más o menos conectado, para que dé sensación de homogeneidad.

Pero hoy tengo la excusa perfecta. A ver si cuela.

Cuando las visitas vienen a verme, siempre me preguntan si necesito algo de España. Normalmente, me apetece pedirles un jamón, o una tortilla de patata hecha por su abuela, o un domingo en la Latina. Pero como las compañías aéreas se han puesto pesadas con el exceso de equipaje, renuncio a todo lo demás y les pido un libro.

En Bucarest no he sido capaz de encontrar una librería en la que vendan libros en español. Los hay en inglés, en francés... pero nunca los he visto en castellano. Y una es políglota, pero leer es una de las cosas que más me gusta hacer, y si lo hago en otro idioma, adquiere tintes de "curso de... en mil palabras" o "lectura obligatoria de 2º de bachillerato". Eso no es divertido.

portadaMi ultima visita me ha traido un libro titulado "El curioso incidente del perro a medianoche", escrito por Mark Haddon. No es la primera vez que me lo recomendaba, así que lo he cogido con ganas.

Trata sobre Cristopher, un niño del que intuyes que tiene algun tipo de enfermedad o retraso mental. A lo largo del libro, te va contando a través de las páginas las cosas que le gustan y las que no, y por qué. También explica el por qué de sus reacciones (gritar, huir, no hablar, entre otras muchas). El libro es ligero de leer, sacando de ti la sonrisa y la curiosidad en muchos casos; en muchos otros, te llena de tristeza.

A pesar de que casi todo el mundo lo define como "el libro del niño autista", también he leído por internet que no se trata de autismo, sino esquizofrenia (¿?), y en algunos casos (hay que ser burro) decían que era un niño superdotado con un transtorno de personalidad evasiva. Pues no.

El ManualCristopher tiene un transtorno generalizado del desarrollo (mal llamado "de espectro autístico") que se llama Sindrome de Asperger. El Sindrome de Asperger se encuentra en la misma categoria del DSM IV que el autismo, pero NO es autismo, aunque estar en la misma categoría les hace compartir algunos rasgos (problemas en la interacción social, en la comunicación, etc.).

Por supuesto que no tiene nada que ver con la esquizofrenia, y mucho menos con la superdotación, aunque es cierto que un rasgo de estos niños (y adultos) es que se interesan mucho por algún tema que les gusta y llegan a ser unos verdaderos expertos (numeros primos, matemáticas, ciencias...), aunque su CI general no es significativo en absoluto.

El GenioSe dice que Albert Einstein tenía Síndrome de Asperger (por eso se cuenta en su biografía que tardó tanto en hablar, que tenia frecuentes rabietas, y que sus profesores creían que era retrasado mental porque tardaba horas en responder a una pregunta sencilla).

Creo que el libro refleja bastante bien este transtorno, pero que en ninguna de sus páginas diga cuál es puede despistar bastante, a no ser que conozcas la temática. El niño es genial, y tiene unas ocurrencias que me encantan (dia bueno, super bueno, super super bueno...), pero no hace falta pararse mucho para ver también la otra cara de la moneda: el sufrimiento de su familia.

En la Fnac está por 6 eurillos de nada, edición bolsillo. Unos 20 lei.

Primavera en Bucarest.

This morning I saw the sun through my window. It's sunny in Bucharest! This make me happy!

 

Hoy es un día soleado y primaveral en Bucarest. Un lunes como otro cualquiera, solo que con casi 15 grados de temperatura. De verdad, me dan ganas de sacar la mesa a la calle y trabajar ahí, mientras me da el solecito... Este clima me recuerda un poco a cuando llegué a Bucarest, en septiembre, donde todavía hacía un poco de sol.

 


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Españoles en Rumanía

When I arrived to Bucharest the first week was really hard to me. I didn't know anybody that was in my same situation, and this fact, for a sociable and extrovert person, was really sad. But I started to meet a lot of Spanish people, some of them through this blog, and also a lot of foreign people. Now, making balance of my experience, I think that my life here is running in the exact way that I wanted to: I am learning a lot about how to manage people, and also about myself. And nobody rob me yet!

 

Cuando llegué a Bucarest, hace ya casi cinco meses (hay que ver como pasa el tiempo), la primera semana de mi vida aquí fue muy dura. Los que me conocen saben que soy una persona extrovertida y sociable, además de muy activa. En Bucarest no conocía a nadie, no tenía a nadie en mi situación con quien compartir mis cosillas... hasta que conocí a los becarios del ICEX y a algunos españoles que habían sido becarios y han pasado a trabajar aquí al terminar su beca.

El blog dentro del blog!A través de este blog también me han ido contactando otros españoles, como es el caso de César, que desde Enero ya está aquí compartiendo esta experiencia conmigo. Jose, que se va dentro de nada de vuelta a España, y nos dejará sin sus chistes en inglés. Marisa, desde Oradea, que me envía de vez en cuando palabras de ánimo y nos consolamos juntas hablando del frio que hace aqui; Natalia, preocupada por su carrera artística en esta ciudad... Silvia, que planea vivir aqui durante el 2008. Esther e Iker que se animan a venir a Rumania para unos añitos, y me hacen preguntas que casi nunca sé responder. Inés, que viene cargada de niños y además con un perro; Miguel, un asturiano como yo que dejó nuestra verde tierra por amor, pero que sigue haciendo fabada de vez en cuando. Coriolano, preocupado por cuánto cuesta el recibo del gas; Inma y Raul, desde Valencia y con ganas de comerse el mundo; Lucía que se vino de vacaciones, al igual que Iker y Javier y que próximamente Daniel y su amigo Ignacio; e incluso, desde Colombia, Mario se sorprende de lo cara que es la vida en Bucarest.

Hoy he sentido la necesidad de hacer balance de este tiempo aquí. Y de momento, he cumplido con mis objetivos, que llevo escritos en un papel dentro de mi cartera... (los escribí en el avión de la venida definitiva a Bucarest).

- Aprender a enseñar. (Me refería a aprender a liderar un equipo).

Considero que el objetivo está acercándose al cumplimiento. He aprendido a ser paciente, a motivar a mi pequeño gran equipo, y a darles instrucciones claras y precisas. También he aprendido a decir lo que está mal de forma constructiva y dejando que las personas salven su honor. Aún me queda por aprender mucho, como por ejemplo, delegar más y mejor, pero creo que he realizado un buen trabajo hasta ahora. Y señal de ello es que mi pequeño gran equipo no quiere ni oir hablar de que "algun día" me iré.

- Que no me roben la cartera.

Ahora leo este objetivo y me muero de la risa, pero cuando dije a mis amigos y familia en España que me venia a vivir a Bucarest, todos me advirtieron de lo peligroso que es este pais. No obstante, de momento he conseguido no meterme en problemas, y eso que disfruto de la ciudad como la que mas...

- Abrir mi circulo de amigos.

Creo que queda suficientemente contestada... Y no solo he conocido españoles, si no que también he creado un pequeño circulo internacional... donde la que está mas cerca de casa, soy yo!

- Aprender Rumano.

Ya he conseguido un nivel intermedio, me comunico bien, y me hago entender. Es verdad que me sigo equivocando mucho, pero no se puede pedir mas para cuatro meses de clases.

- Aprender cosas sobre mi misma. Crecer.

Vivir en el extranjero es una buena experiencia para distanciarte de muchas cosas. Y yo he aprendido bastante... como por ejemplo, que soy mucho mas independiente de lo que creía aunque mi familia me importa un montón, sobre todo los cinco de casa (mamá, papá, welita, jara y sena). Soy capaz de vivir sola, aunque al principio me diera miedo y creyera que me iba a morir de la depresión. Que tengo buenos amigos en España, que se han preocupado por mi en todo este rato (Yoli, Keishi, Guz, Cereal, entre otros). Que puedo soportar temperaturas de hasta 14 bajo cero sin morir.

Y que la vida, pasa día a día... solo hay que keep'on.

A la tercera, va la vencida.

A la tercera, va la vencida.

Desde que ha nevado y el suelo está lleno de hielo, mis amagos de caidas y resbalones varios han sido continuos. Pero caerme, lo que se dice caerme de verdad, solo me he caido tres veces: una en la que aterricé de rodillas, otra en la que aterricé de lado (y la señora que intentó ayudarme se cayó encima de mi) y la tercera y ultima, de la que voy a hablar en este post.

Iba tranquilamente cuando ví que me tenía que enfrentar a cuatro escalones. Pensé: Miriam, ve con cuidado, hay hielo en los escalones, te vas a caer. Empecé a bajar, de uno en uno, despacito. Siguiente fotograma: yo cayéndome a camara lenta. Aterricé sobre mi culo, pero un peldaño asesino se estrelló en la parte centro-derecha de mi espalda, dejándome el recuerdo que podéis ver en la foto.

En el momento, el dolor que sentí me dejó paralizada. Por un instante pensé: ya está, me he roto la columna y no puedo mover las piernas. Moriré aquí de inanición porque ningún rumano va a entenderme cuando se lo intente explicar. Pero no: podía mover las piernas, asi que, con una mano en la espalda (a lo embarazada) me levanté y seguí mi camino sufriendo.

El golpe ardía, se puso rojo y se inflamó. Me puse hielo a saco, y casi una semana después, esto es lo que tengo en la espalda. Mi buen amigo César dice que no tengo por qué preocuparme, que no es grave, y yo me fío de él.

La verdad es que es entretenido enseñarselo a todo el mundo, es espectacular. Y ya no quiero ni contaros la rutina de mirarmelo en el espejo haciendo contorsiones, para ver como cambia de color...

4 meses, 3 semanas y 2 dias... va a los Oscar!

4 meses, 3 semanas y 2 dias... va a los Oscar!

"4 meses, 3 semanas y 2 días" es una peli rumana que ha sido seleccionada para participar en los oscars dentro de la categoria de Mejor Pelicula de Habla no Inglesa, y el 22 de enero veremos si es finalmente nominada. Trata sobre una chica joven, universitaria, que ayuda a su compañera de habitación a abortar; todo ello ambientado en la Rumania de los 80, con el comunismo pegando fuerte. Por fin parece que los rumanos van a empezar a destapar esta época, a hablar de ella, a contar al mundo como lo vivieron. El cine es solo el primer paso, igual que ha sucedido con el 11S.

Esta pelicula ya ha ganado varios premios (en Cannes y demás) y muchos de los críticos apuestan por ella incluso como ganadora del Oscar. Como este año no habrá ninguna peli española (prefiero ni oir hablar del Orfanato), yo apoyaré a muerte esta peli. Y por supuesto, espero que todos la veais... "4 luni, 3 saptamani si 2 zile", de Cristian Mungiu. Si el 24 de febrero le dan el Oscar, ¡acordaos de mi!

ACTUALIZACION: Finalmente, no la han escogido para la selección de ocho peliculas de entre las cuales salen las nomiadas. Una pena... De todas formas, hay que verla.

Codigo de Alerta Amarilla

Ayer mientras caminaba por las calles de Bucarest con la nieve hasta la rodilla, ya decía yo que esto no era normal. Y efectivamente, no lo es. Hoy muchos periódicos se hacen eco de la nevada que castiga a toda Rumanía, y que ya ha producido dos muertos por congelación!

Las autoridades rumanas han decretado la Alerta Amarilla, y han cerrado los aeropuertos y los puertos. Los trenes circulan con muchísima dificultad, y acumulan muchos retrasos. También hay algunas carreteras y autopistas cerradas. En muchas zonas del país hay cortes eléctricos, y en los supermercados ayer no había pan ni carne ni nada "fresco". Pero eso no es nada... lo que más miedo me da es que están pronosticando temperaturas de hasta 20 grados bajo cero para este fin de semana!

Yo por mi parte, me he inventado el paso de la geisha. Se trata de caminar con pasos ridiculamente pequeños, para no caerme (ayer volví a hacerlo, y hoy me duele la pierna sobre la que aterricé) pero muy rápidos (para no morir yo también de congelación). Si a eso le sumas que voy envuelta en una bufanda blanca que extendida mide más que yo y que llevo un gorro blanco en la cabeza... debo parecer mucho más que ridícula.

He encontrado este video en YouTube, que seguro que transforma la mañana a much@s (con esa musica de fondo, como para no; lo que no sé es si va a ser para bien o para mal...)

 

 

 

 

De vuelta en casa.

De vuelta en casa.

Ayer, pasadas las doce de la noche, llegué a Bucarest después de pasar mis vacaciones de Navidad con mi familia. Han sido unas Navidades un poco raras: como vacaciones han estado muy bien, pero no he sentido el espíritu navideño de otros años. ¿Me estaré haciendo mayor?

Al entrar en mi casa de Bucarest sentí una sensación de hogar que me resultó un poco extraña, pero me hizo muy feliz. "Tu casa es donde tu estés". Me costó un poco dormirme porque había olvidado los ruidos que se oyen cuando queda todo en silencio, y al final fue una noche de permanente estado de duermevela. Esta mañana al ver el reloj salté de la cama sobresaltada y me fui corriendo sin desayunar: me había dormido. Y al salir descubí que había nevado durante toda la noche y que hemos amanecido con medio metro de nieve (y más en algunas zonas), así que he tardado el doble de tiempo que habitualmente en llegar a la oficina. Hasta he visto dos quitanieves en Calea Victoriei! Ahora mismo continua nevando, y yo no dejo de preguntarme cómo voy a ir al banco, luego a comer, luego a la oficina, y luego a casa...

Os dejo algunas fotos de mis vacaciones en España, a modo de collage.

Craciun Fericit!

Craciun Fericit!
En Bucarest ha nevado y todo está blanco y resbaladizo, tanto que ya tengo una colección de moratones de un par de caidas (no muy aparatosas) que he sufrido por las calles de esta ciudad. Parece ser que cuando nieva hace menos frío que cuando no nieva, creo que es porque el aire se para. El aire invernal de Rumanía es horrible... y la lluvia también, porque como las calles están destroy, te metes en charcos en los que podrias hacer un largo de ida y otro de vuelta.
 
Nieve significa invierno, e invierno significa... Navidad! Han llenado la ciudad de luces y la verdad es que ha quedado bonito, cuando las quiten va a ser super deprimente. En la Piata Unirii han puesto un arbol de Navidad enorme, que mide como 70 metros! La iluminación es preciosa, recuerda un poco a esa Torre Eiffel llena de luces destelleantes.
 
Dentro de tres días me voy a España, con nuestros amigos Tarom. Tras unos dias (pocos, solo tres) en Madrid, me iré a Asturias, a estar con mi familia. Va a ser emocionante, porque desde Agosto no les veo! :-)  Vuelvo el 2 de enero, con las pilas cargadas... y espero que buenas noticias sobre la moratoria que el gobierno español ha impuesto a los rumanos para que puedan trabajar libremente en España...
 
A pesar de ser Europeos, a día de hoy todavía necesitan visado para trabajar en nuestro país, y los trámites duran un monton de tiempo, con lo que el cliente prefiere trabajar con Polonia (que no tiene moratoria). Si el gobierno español decide levantar esta moratoria en Enero de 2008, mi vida va a dar un giro... que significará seguramente más tiempo en România... y todo un reto profesional! :-D
 
Ne vedem în 2008...
Nos vemos en 2008... 

Me han hecho una entrevista!

Me han hecho una entrevista!

Un portal de Internet que se dedica a conocer y entrevistar a diferentes expatriados por el mundo se puso en contacto conmigo y me propuso que respondiera a algunas preguntas. Acepté y esta mañana me he encontrado el link en mi correo...

La verdad es que ser expatriada me está permitiendo conocer personas y situaciones que de otra manera habría sido imposible...

La entrevista completa aqui.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mis cosas ya han llegado!

Mis cosas ya han llegado!

Después de dos meses y medio en Bucarest, el viernes recibí mis cosas. Siete cajas que habia preparado en el mes de agosto, para que me las enviaran aqui. Casi me muero de la alegria, cuando empecé a abrir cajas y ver mis cosas... mi abrigo morado, mi caja de pendientes y demás chatarra, algunas fotos... ahora mi armario está lleno de ropa y vuelvo a tener más de cinco pares de calcetines para ponerme, cosa que agradece para no tener que poner una lavadora cada cinco dias... Así que un post de agradecimiento: a mis compis de piso de Madrid, que han hecho todo lo posible. A Pascual, de SpainTir Coslada, que se cargó el muerto a la espalda. Y a Alexandru Balea de Schenken Bucarest, que no olvidó que mi interfono no funciona y me llamaron por telefono para que bajara a abrir.

En Bucarest está haciendo mucho frio, más concretamente tres grados, pero la sensación térmica es de -3. Anoche llovió un montón y esta mañana hace un viento (de 60 km/h) que te congela cualquier parte del cuerpo que lleves al descubierto. Afortunadamente, tengo guantes, gorro y bufanda, así que estoy protegida. Me asusta un poco que haya viento, porque como la ciudad parece tan "destroy", te da la impresión de que en cualquier momento te va a caer un trozo de fachada de algún edificio encima de la cabeza...

 

Meme: 8 cosas que detesto.

Meme: 8 cosas que detesto.
Uno de los bloggers que leo con frecuencia, Banyuken , me ha pasado un meme para hacer: se trata de escribir sobre las 8 cosas que detestas. He leido algunas de las respuestas que ha dado la gente y por lo que veo casi todos detestamos más o menos lo mismo.
 
De todas formas, como este blog versa sobre Rumanía, he decidido darle el toque de la casa y contaros las 8 cosas que detesto de Rumanía.
 
1. Detesto el tráfico que hay siempre en la carretera que te conduce al aeropuerto de Otopeni. Es horrible. Yo siempre voy temiendo que no voy a llegar con el suficiente tiempo de antelación para hacer el check in.
 
2. Detesto a la propietaria de mi piso, que siempre intenta cobrarme de más. Ha intentado que pagara un recibo de 11 meses de luz (unos 220 lei). Ha intentado que pagara el mantenimiento por tres personas, cuando vivo sola en mi casa. Ha intentado que me compre un aspirador, a sabiendas de que luego voy a tener que dejarlo en el piso. No me ha comprado un tendedero, ni sábanas... Y encima, solo declara 100 lei de alquiler por mi apartamento, cuando me cobra 22.5 veces mas (cálculo real).
 
3. Tampoco me gusta el presidente de mi comunidad de vecinos, que sabe que mi interfono esta roto desde septiembre y aún no ha hecho nada por arreglármelo.
 
4. Detesto a los perros callejeros que hay por ahí, algunos me dan miedo! Me encantan los animales, pero dios... a veces te miran con unos ojos que parece que te van a comer viva.
 
5. No me gustan nada todos los charcos que se forman cuando llueve. A pesar de que llevo zapatos cerrados, siempre acabo empapada, porque tarde o temprano me meto hasta la rodilla en uno de ellos.
 
6. ODIO PROFUNDAMENTE el suelo de mi casa, que es de moqueta gris (excepto en baño y cocina), con lo cual todo se queda pegado y siempre parece sucio...
 
7. No entiendo porqué no se puede comprar el billete de autobús abordo del autobús. Siempre voy con el corazon en un puño porque no tengo billete y pienso que esta vez seguro que viene el revisor...
 
8. Y para terminar... me he cansado de buscar en miles de supermercados mi apreciado queso de burgos, o un paquete de lentejas... y detesto que no haya!
 
Tanto detestar, hay que ver que cara se me ha quedado en la foto... :-P
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres